«Saber bien e mal, e usar lo mejor»: una «dottrina del male» nel Libro de buen amor?